Canción: “El profeta”-Víctor Manuel.

Letra:

En medio de la calle
me encontré un humilde profeta;
un pequeño idealista con más hambre que gloria,
más sueños que ambición.

Con su cascada voz,
anunciaba la venida de un gran hombre;
de una plaga….
y alguien sonrió.

El pequeño profeta
no inspiraba confianza;
para convencer a gente tan impura
son precisas bellas frases,
corbata….cosas fundamentales
de las que aquel buen hombre
en su inocencia carecía.

Tenía un gran cartel extendido a sus pies,
hablando de la guerra;
de la olvidada caridad del hombre
y de tres o cuatro beaterías.

Como dijo aquel hombre bien trajeado
mientras le limpiaban los zapatos
y le arrojaba unas monedas para intentar callarlo.

El profeta tiene la mirada huidiza y el ademán nervioso;
tiene una mano inútil y sus ojos de perro apaleado
sonríen levemente si le gritan que trabaje
y coge sus papeles arrastrando su amargura hacia otra parte
siempre cuando y no venga algún espía de parte del alcalde
y le robe su riqueza: ser hermano del aire.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.